Estamos de fiesta
El poder de la historia

Maras es un lugar encantador en la provincia de Urubamba, en la región Cusco, donde a comienzos de octubre se festeja al patrón San Francisco. Sus coloridas danzas y su espectacular Inca Wituy le dan un carácter distinto a esta celebración, a la que llegamos y disfrutamos, y hoy tenemos un gran recuerdo vale la pena volver a ver. Este Más…

  • Maras es un lugar encantador en la provincia de Urubamba, en la región Cusco, donde a comienzos de octubre se festeja al patrón San Francisco.
  • Sus coloridas danzas y su espectacular Inca Wituy le dan un carácter distinto a esta celebración, a la que llegamos y disfrutamos, y hoy tenemos un gran recuerdo vale la pena volver a ver.
    Este martes 27 de setiembre a las 10pm y el miércoles 28 de setiembre a las 4pm, Costumbres presenta: El poder de la historia, un episodio dedicado a Maras y su antigua tradición.

Hoy, en medio del jolgorio, acerqué el teléfono a los músicos para que mi pequeño escuchara el ritmo melódico y emotivo de los Qhapaq Qolla, esos personajes venidos del altiplano que se quedaron en el Cusco a venerar a diversos santos, vírgenes y cristos. Esos personajes de wacollo blanco que hilan y cantan, que desafían horarios y calendarios para estar presentes a los pies de quien consideran, por fe, su salvador.

En estas fechas se preparan para llegar donde San Francisco, como los siqllas y Chilenos, como los Saqsas, y ponerse a danzar día y noche. Alegrarse en la víspera, acompañar la procesión, participar en el jala gallo, quedarse en medio del polvo viendo el templo y la imagen sagrada del santo. Así es el esquema, el cual se transforma solamente, cuando aparece la costumbre del Inca Wituy, una alegoría de la captura y muerte de Atahualpa, el último inca como lo llaman aquí, en esta Ciudad de las Portadas, apelativo del distrito de Maras (Urubamba, Cusco). Estoy sorprendida, en tantos años no había visto un episodio similar en el “ombligo del mundo”.

AUQA CHILENOS. Maras respira fiesta por las calles, uniformados avanzan a la misa.

PROCESIÓN. La imagen de San Francisco es una reliquia, igual que el templo donde vive y el cual aun sigue esperando su restauración.

Otra vez el inca…

El Inca Wituy tiene otro esquema, un esquema que permanece en la memoria de los pobladores y las pobladoras de Maras. La danza originaria, que llaman Saqsa, es la encargada de realizar este acto el último día de la fiesta en honor a San Francisco. Los Saqsas son los hijos del Inca, así que deben danzar y confundir a los españoles, quienes aparecen vestidos con traje militar y luciendo una máscara de lana color negro. Han colocado una escalera y esa se convierte en el fortín de Pizarro, un joven enmascarado que tiene en cada mano un afilado machete. Lo distinto y confuso del relato es la presencia de dos incas: el Pachacútec que anda bien trajeado, al que capturan a cada rato; y el Inca Principal, el Atahualpa, que pasa desapercibido y escapa de sus captores alargando el guión de la puesta en escena.

INTI WITUY. Alegoría de la captura y muerte de Atahualpa

Inca Wituy significa matar al inca o degollar al inca, refieren Brígida y Belén, marasinas conocedoras, que anotan la última travesura del Atahualpa, quien ya está en manos de sus captores y en segundos será degollado junto a Pachacútec. Incawañuncachu (el Inca va a morir), dicen los españoles. Mananwañuncachu (el Inca no va a morir), responden los Saqsas. Belén y Brígida no ocultan su molestia, y reniegan: “por nuestro oro, por muestra plata, van a matarlo”. Qué ironía, hablamos de oro y plata, de invasión y muerte, de robo y saqueo, en un pueblo como Maras, legendario e histórico, cerca del Cusco, dentro del circuito turístico de cientos de visitantes, pero sin agua potable y en extrema pobreza.
Puede ver este programa en el siguiente link ►.

Para tomar en cuenta:

JOYA. Templo de Maras fue levantado sobre un palacio inca y urge restaurarlo.

  • Maras se ubica a 40Km de la ciudad del Cusco, a 3375 msnm. Tienes para visitar, como en este viaje, las Salineras de Maras, la cual tiene más de 3 mil pozas, de diversos tamaños y dimensiones, las mismas que pertenecen a las familias lugareñas, que en tiempo de sequía aprovechan la sal que se genera para tratarla con yodo y venderla a las amas de casa.
  • También incluimos un recorrido por las andenería de Moray, famoso por el anfiteatro hundido, formado por cuatro andenes circulares que parecen desaparecer en el interior de la puna, a manera de un cráter artificial. Al parecer, el lugar constituía un centro de investigación agrícola inca dedicado a la experimentación de cultivos en torno a los diferentes niveles altitudinales de sus parcelas
  • Maras podría recordarnos tantas cosas, dicen que fue un tambo, aquí descansaban los viajeros. Y en la placita de Punku Mayor, donde se ubica la casa de Amílcar, amarraban sus acémilas, para hacer un alto y luego continuar.
  • Yo, me he quedado en esta tierra durante la fiesta de San Francisco y he podido darme un tiempo para visitar a don Teodosio Argandoña, un anciano de 85 años, que aún repara sombreros, los pinta, los plancha. Tiene muchos y en su registro aparece el último con el número de 500 775 y pertenece a Paulina de Urubamba. Aprendió cuando trabajaba en la Fábrica Sotomayor y se quedó para siempre con el oficio. He podido darme un tiempo también para saludar a los niños de la I.E. Virgen del Carmen. Eso es lo que da la vivencia cotidiana, el cariño.
  • Según las crónicas de la fundación de esta Villa de Maras se supone que la edificación del templo mayor de San Francisco habría comenzado en 1556.
  • El jala gallo es una actividad final de la fiesta que organiza el grupo de Mistis Chilenos. Don Christian Mora ha prestado sus caballos para el acto y nos cuenta que incluso estos ejemplares sirven como parte del servicio que se les da a los turistas para que paseen y conozcan el paisaje. El Jala Gallo consiste en cruzar el arco donde en una cuerda ha sido atada el ave, se trata de tener cuidado para que al jalarla pues no se hiera o maltrate. El que logra bajarla se la lleva a casa como premio.

SALINERAS. Un lugar hermoso para visitar en Maras.

Facebook

Twitter

YouTube