“Para que la gente sea feliz…” Entrevista a Sonaly Tuesta. (2002)
Por: Normand Garcia

La Municipalidad de Lima Metropolitana le otorgó el premio Ciudad de Lima 2002 a la periodista Sonaly Tuesta en mérito a la importante labor de difusión cultural que su programa Costumbres realiza semana a semana por Televisión Nacional del Perú (TNP). Justo reconocimiento al trabajo que Sonaly y su equipo realizan en su afán de descubrir el Perú de todas Más…

La Municipalidad de Lima Metropolitana le otorgó el premio Ciudad de Lima 2002 a la periodista Sonaly Tuesta en mérito a la importante labor de difusión cultural que su programa Costumbres realiza semana a semana por Televisión Nacional del Perú (TNP).

Justo reconocimiento al trabajo que Sonaly y su equipo realizan en su afán de descubrir el Perú de todas las sangres. Normand García la visitó hace unos días y conversó con ella de muchos de los temas que la apasionan y también de sus expectativas.

Sonaly, ¿cómo nace la idea de crear un programa como Costumbres?

Costumbres tiene dos años en Televisión Nacional, pero la idea nació un año antes para un canal en señal UHF, que era el canal 57 donde aparecimos por primera vez. La idea del programa no fue concebida para televisión, sino para un suplemento de un periódico que nunca salió. El nombre iba ser el mismo, Costumbres, pero nunca nos hicieron caso, tenía la idea principal de revalorar a los peruanos, a aquella gente que a pesar del tiempo sigue manteniendo sus tradiciones, aquella que sigue danzando, sigue tejiendo, sigue creyendo en sus imágenes.
Entonces este proyecto que era para un suplemento se convierte en un programa para televisión, le cambiamos el lenguaje, lo hicimos más motivador para que la gente viviera esas costumbres y se sintiera en la obligación de visitar aquel lugar, lo planteamos menos explicativo porque no podía llevar el mismo lenguaje que un medio escrito, fue algo difícil; es mas, en un principio no pensaba conducirlo, pues jamás había hecho televisión, pero así permanecimos durante tres meses en el 57 y cuando llegamos a Televisión Nacional ya teníamos una visión mas completa de lo que deseábamos del programa.

¿Cuál consideras que es el lugar más recóndito al que hayas llegado, del cual de repente nunca se había escuchado?

En realidad creo que hay varios, a veces es increíble que ni siquiera están tan lejos de Lima; por ejemplo, a una hora y media de Cieneguilla hay un lugar que se llama Sisicaya, al cual llegamos motivados por una tradición de Ricardo Palma que los llama los malditos y es increíble que este lugar que está tan cerca carezca de servicios de agua, luz y teléfono y sea un pueblo tan solitario… y que su gente siga creyendo que son los malditos.
Otro lugar es Cachuy, en Yauyos, dentro de Lima y que nos costó once horas de camino y así hay otros lugares como San José de Challaca, como Santo Tomás de Patas, pueblos pequeños que fueron duramente golpeados por el terrorismo y que una de las formas que ellos han encontrado para regresar y tener motivos de volver son las fiestas y con eso reafirmo la idea de que estas celebraciones son mágicas, esa energía que tienen en sus imágenes y el amor a la tierra los hace volver.

¿Cuál crees que es la fiesta patronal más importante de nuestro país?

Creo que de alguna forma por darle importancia a algo más que a otro se ha cometido el error de presentar sólo una parte del Perú, si bien muchos lugares son de difícil acceso, por que no hay infraestructura turística, hotelera, no hay nada, finalmente son parte del Perú y también una muestra para sentirnos orgullosos, porque tienen lugares bellos, porque la gente es muy buena, entonces yo no podría decir cual es la fiesta mas importante, pienso que cada fiesta a la que he visitado por mas chiquita que sea es valiosa, porque la gente la vive, es feliz y con mayúscula y es una felicidad que contagia. A veces me dicen que esta gente gasta más en fiestas que en carreteras, o plazas u otras cosas aparentemente más trascendentes, pero no solamente de cosa físicas vive la gente, entonces yo prefiero que la gente sea feliz, que esté contenta, que realmente tire la casa por la ventana a que sea un pueblo fantasma todo el año.

¿Y cómo llegaste a interesarte en este tema de las fiestas patronales, tan poco tratadas anteriormente?

Llegué a interesarme en las fiestas porque yo también soy provinciana, soy de Amazonas, de un pueblo llamado Lamud y para serte sincero el departamento que menos se conoce es justamente Amazonas, llegó a ser famoso en algún momento por la fortaleza de Kuelap, nada más, pero hay muchisimas cosas allá a las que no se le han dado la fuerza que debería, entonces ese sentir de hablar de mi tierra, de las costumbres que yo tengo, del señor de Gualamita, que es el patrón, o de las comidas que hay allá, me llego a conectar con las fiestas, antes yo llegaba a las fiestas que hacían los provincianos acá en Lima, y luego empecé a escribir de ellas en una página dentro del diario El Mundo en el año 95, creo que ese fue mi primer encuentro con las fiestas, así poco a poco fui descubriendo todo un mundo que de verdad consideraba debía ser explotado.

¿De verdad llegas a involucrarte en las ceremonias de estas fiestas, crees realmente en los pagos a los apus o la Pachamama?

Una de las cosas que mas me fascinan dentro de estos ritos ancestrales como el pago a los apus, la mesa que se hacen la convicción que tienen de comunicarse con esos seres, definitivamente creo que yo pierdo ese concepto de ser de fuera, de no ser parte de ellos, es que somos tan contagiosos con sus creencias que yo finalmente termino compartiendo lo que ellos sienten entonces puedo llegar el momento en que una imagen si me impresiona y puedo hasta derramar una lágrima y no es pose, sino que realmente te pasa y a veces tu mismo no te lo puedes explicar y gente le dice al santo que te proteja entonces es algo maravilloso, finalmente cuando la gente acaba bailando y te encuentras en el medio de ellos terminas disfrutando de eso y al final te da pena dejar el pueblo

¿Tuviste algún temor de rechazo por no ser el estereotipo de mujer rubia y alta?

Jajaja, Si justamente por eso no quería conducir el programa yo, me imaginaba una chica super linda a la cual yo le haría los textos para que diga tal o cual cosa, pero de pronto me involucre no por decisión mía sino por otras personas, me vi conduciendo el programa y eso funciono la gente me trata con absoluta confianza, me saludan, me abrazan, no se muestran tímidos, entonces cuando ellos se encuentran conmigo, se sienten igual a mi y yo me siento parte de ellos, no hay eso de que mira llego hay que sacar los mejores platos, no conmigo nada que ver, si me dicen que me siente en el piso yo me siento, como de sus platos de sus ollas y con orgullo, creo que eso es lo que mas valoro de la gente que no me pidan disculpas por lo que me invitan, por que finalmente el que llegas eres tu y debes adaptarte a sus costumbres.

Tu Pasión por el periodismo y por estos temas te han llevado a lanzar tu propia revista, cuéntanos acerca de Costumbres edición impresa.

Bueno yo tengo una formación periodística por que era lo mas cercano a escribir, trabaje en periódicos y en la televisión, pero me parecía importante tener un referente físico de estas historias así que volví a retomar la revista por que la habíamos dejado, la primera edición de Costumbres revista salió en el año 2000, pero es totalmente otra experiencia aquí necesitamos de publicidad para poder editarla, además tratamos de mantener un papel de calidad con mucho color por que los temas realmente lo merecen y estamos trabajando de lo que se ve en el programa, haciendo rutas, siempre priorizando la devoción, las fiestas por que consideramos que hay un público al que le interesa vivir cada lugar a donde va, mas allá de la plaza o su iglesia.

Tu trabajo ha sido reconocido, la Municipalidad de Lima te ha otorgado el trofeo Ciudad de Lima 2002 ¿Cuáles son tus impresiones al respecto?

Bueno cada año la oficina de turismo de la Municipalidad de Lima premian a personas o instituciones que le dan fuerza al turismo a revalorar la cultura y este año les intereso Costumbres, entonces a ellos les ha parecido otorgarnos un reconocimiento, para nosotros es un halago que la Municipalidad nos reconozca, que nuestro trabajo les parezca interesante, que cumpla el objetivo que ellos consideran para ser premiado, por ese lado lo agradezco, pero para mi es mas importante la otra gente, aquella que no me da una placa pero si me da una lliclla, una mascara, una ollita o como en el caso de San Juan de Cheni en Río Negro una comunidad nativa me regalaron una cushma y me regalaron un montón de collares, lo hacen con mucho cariño y eso a mi también me parecen premios por eso yo considero el reconocimiento de la municipalidad uno mas a aquellos otros que he recibido en cada pueblito al que he visitado.

Facebook

Twitter

YouTube