La tierra del Ilucán

Allá, donde la arena blanca es un símbolo que el mar ha llegado y lo ha traído el gran ilucán, existe un carnaval que une a grandes y chicos, a jóvenes y adultos en cada acto festivo, en las mojadas clásicas, en el corso, en el reinado, en el albazo. Allá, en Cutervo (Cajamarca), las tonadas suenan a copla y Más…

  • Allá, donde la arena blanca es un símbolo que el mar ha llegado y lo ha traído el gran ilucán, existe un carnaval que une a grandes y chicos, a jóvenes y adultos en cada acto festivo, en las mojadas clásicas, en el corso, en el reinado, en el albazo.
  • Allá, en Cutervo (Cajamarca), las tonadas suenan a copla y la juventud se pinta la cara, mientras los mayores se convierten en shapingos con una máscara de chiuche o calabaza.
  • Reviva con Costumbres el festejo carnavalero de los cutervinos,  en este episodio de estreno: la tierra del ilucán, que llega a la pantalla de TVPERÚ el martes 15 de marzo a las 10:30pm y el miércoles 16 de marzo a las 4pm.

Despertó para cubrirse de blanco y esconderse por un rato. La ciudad quedó a sus pies, (como siempre) embelesada ante la magia de su protector, quien deja plena libertad a sus hijos cuando llega el carnaval y el entusiasmo desborda en las mojadas o en el corso de carros alegóricos.

CARNAVALEANDO. Cuando el jolgorio te atrapa, no quieres irte del grupo.

Cutervo, en la región Cajamarca, es conocida también como “la tierra de los blancos arenales”. Tiene a su Virgen de la Asunción, a su San Juan y a 13 grupos carnavalescos que “se unen en un solo corazón para festejar”, para darle cara a la alegría y seguir al gran Rey Momo que está más libertino que de costumbre.

INTENSOS. El baile es ineludible…

Empezamos nuestra historia con la elección de la Señorita Carnaval y  quedamos seducidos por el desfile en traje de fantasía. Allí, entre brillos y coronas, alas enormes y decorados con material reciclado, descubrimos detalles de la diversidad cultural y natural de este lugar. Al día siguiente, bien temprano, acompañamos al grupo Pueblo Nuevo en el tradicional albazo y no paramos hasta ser agasajados por el grupo Carniche con un buen caldo de gallina.

A media mañana, aprendimos de historia carnavalera al lado de Óscar Vílchez de Juventud 70 y nos emocionamos con la buena vibra de esta agrupación pionera de la fiesta, pues antes de su creación, el carnaval cutervino no tenía un orden ni un cronograma establecido.

160315-cutervo-03

Por la tarde, liderados por el grupo Reseña, avanzados por las calles en el divertido Domingo Loco, la mojada más concurrida de todo el carnaval. Cada agrupación repite el acto y todos se juntan en la plaza principal a seguir pintándose y bailando, haciendo vivas y definitivamente, recuperando energías para continuar con la gran celebración.

Por la noche es el concurso de coplas. La copla cajamarquina es jocosa y frontal, es burlona, es atrevida: “se ve que no has probado/ algo bueno y natural /lo que vez no tiene hormonas/ y hasta te puede matar”. Cada conjunto busca su mejor dupla para salir al escenario y competir con la música y el canto.

El lunes de carnaval nos trajo el sancocho, un potaje contundente y con el sello indiscutible de la familia. A las carnes, de chancho, res y cordero, se junta el cuero de chancho, el repollo, la papa, el camote, el plátano y la racacha. Hay que recuperarse de tanto baile, de tanto desenfreno, y bien alimentados, no existe excusa para alejarnos de la jarana.

PARA VARIAR. Sancocho, prohibido comer sola…

El martes de carnaval es el día del corso. Vemos desde muy temprano, a los grupos y a las instituciones, dando los últimos toques a sus decorados y disfraces. Aunque el afán y compromiso no es de todos, igual hay estampas que resaltar: la llanquería, las aguateras, las caspiroleteras de Juventud Unida, por ejemplo;  la molienda, la textilería, la pareja danzante, el pararaico de la casa, de Amistad, han sido nuestros favoritos.

El Miércoles de Ceniza, luego de haber bebido y comido tanto, el Ño Carnavalón muere. Al lado del ataúd lloran sus viudas y un notario, antes del entierro, lee el testamento. El documento, ingenioso, sirve para dejar algunos regalitos graciosos a los que no han sido buenos del carnaval o se han portado demasiado mal y no han pedido disculpas.

160315-cutervo-02

DE CALABAZA. Chiuchi, así le dicen en Cutervo, y de la cáscara bien limpia elaboran estas máscaras en Juventud 70.

 

Facebook

Twitter

YouTube