Cruz de Chalpón

Este martes 4 de agosto a las 10pm y el miércoles 5 de agosto a las 4pm recordaremos en Costumbres a la Cruz de Chalpón, el bendito madero de guayacán que tiene una larga historia y que une al pueblo motupano durante este mes que comienza. Compartiremos con ustedes el relato de sus fieles luego de la desgracia sufrida por Más…

  • Este martes 4 de agosto a las 10pm y el miércoles 5 de agosto a las 4pm recordaremos en Costumbres a la Cruz de Chalpón, el bendito madero de guayacán que tiene una larga historia y que une al pueblo motupano durante este mes que comienza.
  • Compartiremos con ustedes el relato de sus fieles luego de la desgracia sufrida por el madero en julio del 2011 cuando fue robado y seccionado en cinco partes.
  • Cómo el dolor se fue transformando en esperanza en esta primera festividad después del ultraje, la restauración de la cruz y la devoción que siempre estuvo allí.

Un pueblo que ha escrito su historia a través del sagrado madero, dejado por Fray Agustín de Abad en el Cerro Chalpón. Madero que fuera encontrado en 1868 por don José Mercedes Anteparra y otros motupanos. Madero que el 5 de julio del 2011 fuera robado y ultrajado. Luego de intensa búsqueda tres muchachos hallaron a la milagrosa cruz seccionada en cinco partes.  Un relato que se reescribe en la primera versión de la fiesta, de la feria del 5 de agosto, después de la desgracia. Mucho dolor, pero sobre todo esperanza, y una devoción que se fortalece. La cruz ha sido restaurada y ese es el mejor regalo que festeja esta tierra.

MADERO. Esta es la cruz que en julio del 2011 fue robada y seccionada.

Esa es la síntesis de este episodio del recuerdo: Cruz de Chalpón, que fue realizado en el año 2011 en la primera fiesta luego del robo y cercenamiento del madero de guayacán que aconteció en Motupe, en la región Lambayeque. Vale la evocación, pues la desgracia sirvió para transformar la historia de fe y convertir el dolor en reflexión y puesta en valor de lo que se había perdido.

El seis de julio los motupanos están muy tristes.
Lloran y rezan porque no ven su cruz de Chalpón.
Forman brigadas para buscar nuestra cruz bendita.
Y una marcha de gran protesta por nuestra cruz.
Cuando de pronto se escuchó una voz que decía,

Son tres muchachos que ya encontraron a nuestra cruz.
Todos contentos fuimos saltando de alegría.
Para besarla y venerarla a nuestra cruz.
Todos contentos fuimos saltando de alegría.
Para besarla y venerarla a nuestra cruz.

(Canción creada luego del nuevo hallazgo de la cruz en el 2011)

MADERO. Esta es la cruz que en julio del 2011 fue robada y seccionada.

No solo se trató de recuperar la cruz, de recoger los pedazos y rearmarlos. César Maguiña, el restaurador, refiere que esta fue la primera restauración en el Perú de una cruz de guayacán. Pero a pesar de la falta de antecedentes, milagrosamente, todo estuvo a la mano para lograr el objetivo. La madera, antiguas investigaciones, un ágil creador e inventor de herramientas, hasta se encontró el tinte perfecto para los ensambles. Si no se mira con detenimiento el madero nadie se da cuenta los parches de la herida. La cruceta, que sostiene ahora los dos brazos del madero, es de acero inoxidable. Sirve como adorno, pero también tiene una función estructural, es una abrazadera: “…no se le ha inventado nada ni se le ha puesto nada nuevo. Sigue su misma imagen y su forma estética que tenía originalmente”, anotaría Maguiña en la entrevista que le hicimos.

TRADICIÓN. La ruta peregrina de don José Anteparra y otros motupanos, se reedita cada año como homenaje a la Mamita.

A través del nieto de don José  Mercedes Anteparra recordamos el camino seguido por este hombre y otros motupanos para alcanzar el madero y traerlo en largas jornadas hacia el pueblo a finales del siglo XIX. Recordamos que ese recorrido y las paradas que hicieron son las que se repiten cada año durante la festividad. A través de Leonila Alcántara, profesora motupana, evocamos la fe en el madero y aprendemos cómo cada quien tiene un testimonio de cómo la cruz siempre los protege. A través de César, Segundo y Richard, recuperamos detalles del nuevo hallazgo de la cruz en el 2011. Luego de intensas búsquedas, fueron estos tres lugareños quienes encontraron las partes del madero en un costal que habían abandonado los ladrones.

Así que está confirmado que Cruz de Chalpón es un testimonio de fe y unión del pueblo motupano, el cual en la actualidad atesora aún más la riqueza religiosa que tiene.

COSTUMBRE. Se deja la foto para lograr que el milagro alcance a los allí retratados.

Facebook

Twitter

YouTube