Causachun P’isaq!

P’isaq tierra hermosa, moderna y tradicional, puerta de entrada al Valle Sagrado de los Incas, estás de vuelta en Costumbres. En este episodio participamos de la alegría del pukllay y del solemne Alabado a la Vara. Reconocemos el saber de algunos artesanos y disfrutamos de nuestra visita al Museo Comunal y a la Casa del Maíz. No se pierda esta Más…

  • P’isaq tierra hermosa, moderna y tradicional, puerta de entrada al Valle Sagrado de los Incas, estás de vuelta en Costumbres.
  • En este episodio participamos de la alegría del pukllay y del solemne Alabado a la Vara.
  • Reconocemos el saber de algunos artesanos y disfrutamos de nuestra visita al Museo Comunal y a la Casa del Maíz.
  • No se pierda esta historia el martes 17 de mayo a las 10pm y el miércoles 18 de mayo a las 4pm

Al noroeste del Cusco se encuentra el atractivo y mítico valle sagrado de los incas, de encanto y magia que aprovecharon nuestros antepasados y que ahora sigue entregándonos energía y vida, con el serpenteante río Wilcamayo o Vilcanota, los monumentos arqueológicos y la gente, la amable gente de estas tierras.

150517-pisac-02

Carnaval, para cantar y para bailar.

P’isaq es la puerta de entrada a este valle, se ubica a unos 32 kilómetros de la ciudad del Cusco, en la jurisdicción de la provincia Calca.  El término P’isaq provendría del vocablo quechua pisaq o p’isaqa, que significa perdiz (gallinácea que abunda en esta zona). Pero claro, quienes viajamos y vamos reconociendo características de cada uno de los pueblos, siempre asociamos el nombre de este distrito con la artesanía y los artesanos.

En este viaje, sin embargo,  nos nutrimos del espíritu festivo de los piseños y piseñas que han salido a darnos la bienvenida con su carnaval, con su pukllay. Así que, alentados por ellos y ellas,  disfrutamos de su recorrido carnavalero y de sus yunzas, de sus concursos de danzas y su alegría cuando llega el momento de parar en el quehacer diario y salir a cantar y bailar.

150517-pisac-03

Labor intensa y creativa la del artesano Gregorio Becerra.

De hecho que hemos inventado nuestra propia ruta para hablar de la feria artesanal que se realiza a diario en la plaza principal del pueblo. Gracias al entusiasta Abraham Zegarra hemos observado la variedad de artesanías con las que cuentan y hemos visitado, por ejemplo, a don Gregorio Becerra que moldea el barro y crea hermosos objetos; a don Aurelio Holgado que ha recortado algunas telas para armar los vestidos típicos de las diferentes comunidades y ofrecerlos a la clientela en hermosos cuadros; a Durga y Edwin, joyeros por herencia que diseñan y confeccionan joyas con el sello piseño de la piedra incrustada.

150517-pisac-04

Labor intensa y creativa la del artesano Gregorio Becerra.

Para matizar las visitas hemos degustado empanadas y chutas en el Horno Colonial de Eulogio Pillco y un buen risotto de quinua preparado por Víctor Condori en el restaurante Cuchara de Palo. Y claro, seducidos a cada rato por la tradición ancestral hemos participado del Alabado a la Vara, acto solemne que realizan los Varayoc de cada una de las 12 comunidades del distrito.  De ellos supimos algo en nuestro paseo por el Museo Comunal, al que recomendamos ingresar no bien llegue a P’isaq. Eso le ayudará a tener una idea más clara de lo que tendrá que ver de todas maneras.

150517-pisac-05

Trabajos artesanales de don Aurelio Holgado.

La fuerza creativa de los pobladores de esta zona está también en su danza, en la más pura expresión de sus creencias y costumbres, contándonos a través de actuaciones y pasos coreográficos lo que aún sucede en cada uno de sus pueblos. Un viaje intenso que mezcla el color y el talento, la fuerza telúrica de los andes y la emoción de estar allí en una época de licencia, donde está permitido enlazarse con el desborde mágico y dejar que la música decida el resto.

150517-pisac-06

Variedad de maíces en la Casa del Maíz.

Facebook

Twitter

YouTube