Descubriendo el paraíso

Desde Cancas, en el novísimo distrito de Canoas de Punta Sal, en la provincia de Contralmirante Villar, en la región Tumbes, llega un relato de playa, comida y carnaval al estilo del Bando Verde. Nuestra visita por la zona nos dejó diversos sabores en el paladar y mucha buena energía gracias al sol, siempre generoso, y a la amabilidad de Más…

  • Desde Cancas, en el novísimo distrito de Canoas de Punta Sal, en la provincia de Contralmirante Villar, en la región Tumbes, llega un relato de playa, comida y carnaval al estilo del Bando Verde.
  • Nuestra visita por la zona nos dejó diversos sabores en el paladar y mucha buena energía gracias al sol, siempre generoso, y a la amabilidad de la gente que nos hizo sentir como en casa.
  • En este episodio “descubriendo el paraíso” reconcíliese con la naturaleza y anímese a realizar ese viaje imaginario a través de Costumbres, para que aprenda un poco más del Perú y empiece a visitarlo.

Esa sirena se ha quedado posada en la retina. Con sus cabellos alborotados y su delineado cuerpo, con sus escamas satinadas y su enorme cigarro entre los dedos. La he visto varias veces y la he imaginado, solemne, siguiendo por la Carretera Panamericana rumbo al festejo mayor: el carnaval del que todos hablan y que en estas épocas (no carnavaleras a nivel nacional) aquí, en Cancas,  han comenzado a celebrar.

CARNAVAL. Porque aquí en Cancas también se festeja.

La celebración del Bando Verde nos trajo por esta zona de la región Tumbes y gracias a la conversa con don Oswaldo Querevalú reconocimos la historia. Supimos que los primeros pobladores llegaron por aquí más o menos en 1948 y desde ese momento el antiguo Cancas ha ido transformándose. El 3 de abril del año 2006 los sueños de canqueños y canqueñas se hicieron realidad y nació, oficialmente, el distrito de Canoas de Punta Sal, el cual tiene como capital a Cancas o Villa Cancas.

Don Baltazar Fiestas, pescador de estos mares, compuso el himno,  y al igual que varios de los emblemas del pueblo, ha quedado fijo en los muros de una atractiva calle de Cancas. Por allí,  caminamos junto a él,  luego de habernos encontrado en el mar cuando venía de una buena pesca y traía en su embarcación: peje blanco, cachema, cabrilla, chiri y algunos caracoles. La dura jornada comienza a las 5 de la tarde del día anterior y concluye como en la mañana cuando alcanzan el muelle y empieza la descarga y el manipuleo. Experiencia similar escuchamos a Hugo Serrano, quien realiza otro tipo de pesca, y con el anzuelo y sobre su balsilla, espera que caigan los peces.

160223-cancas-02

PESCADORES. La jornada de todos los días.

Como la pesca es la actividad por excelencia de este lugar, decidimos aceptar la invitación de don Pedro Purizaca y regresamos al mar en el yate Canoas Prince, para repetir lo que él y Ricardo Sánchez, dueño del Hotel Las Cherelas, realizan con los turistas: la pesca costera. Fue una mañana de aprendizaje, pescamos, conversamos, por ejemplo, sobre el campeonato de pesca que acaban de ganar. Al volver a las instalaciones del lodge nos esperaba un menú marino a base de cherelas y atún, en sudado, al ajo y sashimi.

160223-cancas-04

El ajicito, plano de lunes en Cancas,

Al buzo marisquero Héctor Herrera también lo acompañamos en un recorrido por el mar para que nos muestre la actividad que realiza desde hace 17 años y nos ilustre sobre la gran posibilidad de conocer el fondo marino y aprender a respetarlo. En tierra recorrimos varios restaurantes de la zona y comprobamos que el valor culinario de cocineros y cocineras está en hacer uso de los recursos recién salidos del mar. Sin embargo, hay más. En esta visita ustedes podrán conocer cómo es el plato llamado ajicito, un potaje de lunes que lo prepara doña Angelita y que hizo un alto en la cocina para contarnos los detalles. Tanto saber nos abrió el apetito y hubo entonces oportunidad de ir don Ilich y su Mamaqocha para degustar un preparado ritual y generoso llamado Copus.

SERVICIOS. Hay restaurantes y sazones para escoger.

Cada recorrido matizado por el carnaval del bando verde. Estuvimos en la coronación de las reinas, el paseo de banderas, el festivo traslado de los árboles para la yunza, el decorado de los mismos, la alegría del gran corso de carnaval con esa sirena hermosa y algunos dragones confundidos con los caballitos de mar, que en medio del habitual movimiento de la panamericana desfilaron en esta actividad que es la más importante de la fiesta.

ESPECTÁCULO. Al caer la tarde.

Este lugar, Cancas, a una hora y media del aeropuerto de Tumbes, pertenece al distrito de Canoas Punta Sal y a la provincia de Contralmirante Villar. La calidez de su gente es otro ingrediente importante, no voy a olvidar el excelente trato de Guille y Nancy en Guille Bungalows, ni el entusiasmo de Miguel y Mirtha Carrera cuando nos contaban de la tradición carnavalera, importada de la región Piura, y que ahora ellos han hecho suya, reafirmando cada año su amor incondicional por el partido.

Facebook

Twitter

YouTube