BENDITAS SEAN LAS RAZAS (…que llegaron a ACARÍ)

Desde Acarí, ubicada en la provincia de Caravelí, región Arequipa, en el km. 555 de la Panamericana Sur, llega esta historia afroperuana en la que las razas se unen. Un recorrido por una tierra en donde la herencia afro y andina han dado paso a un crisol de expresiones. En Acarí hay mezclas afro-andinas, quenas, charangos, cajones se unen. En Más…

  • Desde Acarí, ubicada en la provincia de Caravelí, región Arequipa, en el km. 555 de la Panamericana Sur, llega esta historia afroperuana en la que las razas se unen.
  • Un recorrido por una tierra en donde la herencia afro y andina han dado paso a un crisol de expresiones.

En Acarí hay mezclas afro-andinas, quenas, charangos, cajones se unen. En este capítulo de Costumbres, vamos hilvanando una historia sobre este lugar en donde en tiempos lejanos llegaron diversas culturas, entre las más resaltantes los negros esclavos y los andinos. Conoceremos de su música, el Hatajo de Negritos, el Toro Mata; y sobre la gastronomía de la zona (Tortilla de camarones y picarones).

Fundada por los españoles el 25 de julio de 1540, en la época colonial fue centro de esclavos africanos quienes llegaron a trabajar en las haciendas. Del mismo modo, pobladores de la sierra llegaron a Acarí para realizar labores agrícolas. Ahí juntaron sus costumbres con la población afro de la zona. “Cuántos de ellos conocieron a sus negras, Acarí es negro y cholo. Desde las serranías vienen cantando y bailando. Baja de tus montañas y ven a mi Acarí”, recita Domingo Díaz, investigador.

Las décimas, el festejo, la percusión de cajones, el hatajo de negritos. La tradición se ha universalizado. El origen de la canción “Toro Mata” tiene como contexto a esta zona, en donde vivió el negro Candelario Navarro, el mejor zapateador de la zona que se escapó de Acarí porque “el toro mata”, y llegó a Chincha. Asimismo, existe un cerro de arena que suena y truena, en el que antes se podía percibir la figura de un toro de piedras y clavelinas, al que los pobladores escuchaban bramar, lo cual era sinónimo de que el agua llegaba.

La ruta gastronómica no se hace esperar. Acarí es cuna de sabrosos potajes tomando como insumo la Cañabrava. Fuimos testigos del preparado de un saltado de esta planta macerada, acompañada de aderezo y carne picada. Esta costumbres proviene de sus ancestros; tal y como la famosa chanfainita, la carapulcra de camarones, mazamorra de lacayote y arroz al olivo.

Facebook

Twitter

YouTube