A truequear la costumbre

En el marco del XV aniversario del programa Costumbres, Sonaly Tuesta y su equipo están en busca de espacios para acercar la costumbre y compartirla, intercambiarla. Por eso este recorrido, que comenzó en Tablada de Lurín y en Manchay,  se llama “a truequear la costumbre”. Como antaño se truequea o intercambia la costumbre, de parte de Tuesta está la motivación Más…

  • En el marco del XV aniversario del programa Costumbres, Sonaly Tuesta y su equipo están en busca de espacios para acercar la costumbre y compartirla, intercambiarla. Por eso este recorrido, que comenzó en Tablada de Lurín y en Manchay,  se llama “a truequear la costumbre”.
  • Como antaño se truequea o intercambia la costumbre, de parte de Tuesta está la motivación y la apertura, de parte de los anfitriones el cariño y su propia historia. Al final, el intercambio enaltece el encuentro y lo vuelve más vivo y real, más auténtico y transformador. 

Sonaly Tuesta, directora y conductora del programa Costumbres, está presentando por primera vez una puesta en escena titulada El Viaje, seguida de un conversatorio sobre las costumbres en el Perú. Esto en el marco de celebración del aniversario número 15 del programa Costumbres, emitido vía la señal de TV Perú.

Sonaly realiza una performance teatralizada mediante la cual va contando su propia historia, desde sus vínculos familiares, hasta cómo caló en ella las vivencias durante sus innumerables viajes a lo largo del Perú. La propuesta tiene como objetivo abrir la curiosidad del público y luego, en la segunda parte del evento, dar paso a un conversatorio sobre la costumbre y tradiciones donde cada uno de los asistentes está  invitado a intervenir y compartir sus propias costumbres.

La primera truequeada ha sido en el local comunal de Tablada de Lurín, donde además ha participado la profesora Cecilia Sánchez con una evocación teatral denominada Pueblo Encantado. Sonaly Tuesta ha aparecido de repente para contarnos cómo las herencias con las que uno carga perfilan nuestros sentires y formas de vida. En El Viaje reconocemos el pasado, la familia, las prácticas cotidianas y la vocación por seguir caminando al encuentro de la tradición de los otros. Sonaly lleva el recorrido poético por Cajamarca, Huancavelica, Puno, Túcume, Leymebamba, Chazuta y tenemos la oportunidad, gracias a las figuras y música,  de saber aún más de ese país que no conocemos.

Intercambiar, reafirmar saberes y tradiciones que llevamos dentro. Así fue en Tablada de Lurín.

En un segundo momento, los pobladores y pobladoras asistentes de Tablada de Lurín recordaron y compartieron con Sonaly sus cariños y apegos, sus procedencias. Tanta fue la emoción que por allí han salido algunas ideas para volver a juntarse entre ellos y seguir conversando, seguir explorando sus creencias y conocimientos tradicionales, para compartirlos e intercambiarlos.

“Gracias Sonaly por compartir con nosotros EL VIAJE,  a través del cual nos conectas con nuestros orígenes, nuestra diversidad y la magia de nuestros pueblos y nos llenas de energía para continuar soñando y luchando por un país mas justo.. GRACIAS”, escribe María Inés Villanueva Leyva, quien coordinó y movilizó a los amigos de Tablada de Lurín para que estén allí y compartan este momento.

Nuestra segunda truequeada ha sido en Manchay. Gracias al entusiasmo del padre José Chuquillanqui, se convocó a diversos grupos de la zona. Así que llegaron los jaujinos con la magia de la Tunantada y los cusqueños con su devoción en el Señor de Huanca.

De pronto,  como si se tratara de un espejismo apareció doña Primitiva, la jaujina experta en chicha y gelatina de patita. Ella traía ese buen espíritu de Jauja y estaba allí junto a panaderos y bailantes escuchando cómo Sonaly Tuesta iba  hilvanando su  historia familiar y sus herencias para dar testimonio de que el lugar que nos vio nacer, con sus tradiciones y colores es y será siempre el lugar más bonito del mundo.

Encuentro maravilloso con doña Primitiva y su hija, quienes vinieron desde Jauja y nos encontramos en Manchay.

“La felicidad tiene sabor a pan de huevo, a una lagrimita que nos recuerda a la Virgen del Rosario, a la tonada de la Jija, a un apasionado tunantero, a la gelatina de patita de doña Primitiva, a la chuta fresca de los cusqueños, al Señor de Huanca. Gracias Padre José Chuquillanqui, gracias Manchay.

Conversar, truequear nuestros aprendizajes y cariños.

Por los buenos cariños, por darme la oportunidad de seguir compartiendo el verdadero espíritu de los peruanos y claro, por esa pachamanca deliciosa que compartimos adelantando la celebración de los 15 años de Costumbres”, concluye Sonaly.

Pero la historia no termina y en el mes de julio la truequeada será con los varones y mujeres líderes de Pansoy.

El Viaje continúa y nuestro próximo paradero será con los gestores y líderes de Pansoy.

Facebook

Twitter

YouTube